Todo Internet se muda a Facebook(TM)

El titular parece exagerado pero se está convirtiendo en una realidad. Es difícil ver un programa de televisión o escuchar un programa de radio que no mencione su presencia en Facebook(TM). Parece que ya no importa indicar dónde está la aburrida página web del programa o cuál es el correo electrónico de contacto, y es normal, si todo eso se puede hacer mejor desde la muy práctica y eficiente página de Facebook.

De hecho, hace un rato intentaba ponerme en contacto con el programa “El Público” de Canal Sur, la radio pública de Andalucía y no he conseguido hallar su página web ni su dirección de correo sino tras varios minutos de navegación por la página de Canal Sur (su buscador no localiza el programa por “el público), pero rápidamente he hallado su página de Facebook, junto con la de muchos otros programas de radio y televisión e incluso la página general de Canal Sur en Facebook. Por eso parece que todo el mundo se muda a Facebook por conveniencia, moda o lo que sea.

El problema llega a la hora de participar, porque si no tienes cuenta en Facebook sólo se te permite mirar desde fuera, ver lo que otros han escrito. Para participar, o para que te cuenten como fan del programa, tienes que tener cuenta en Facebook. No sé a vosotros, pero a mi no me gusta que me obliguen a contratar un servicio, aunque sea gratuito, para acceder a una información que se supone que prestan al público en general, especialmente cuando esta información se oferta desde una radio o televisión públicas.

Cuando Facebook se convierte en el medio “preferente” de comunicación con un programa (la página de blogs de Canal Sur, por ejemplo,  sólo lista nueve blogs propios), creo que estamos ante un problema de respeto a la libertad del espectador. Sí, es cierto, a la mayoría de los espectadores les importa una mierda ceder un poco de su libertad cada vez para conseguir acceder a la información que quieren, pero si vamos cediendo poco a poco nuestra libertad al final esto tiene consecuencias: en este caso, acabar bajo el control de Facebook, que es una empresa independiente que no tiene ningún compromiso con sus usuarios.

Por este motivo no uso servicios que me hagan ceder parte de mi libertad o que me usen como vehículo para que mis amigos cedan la suya, como:

  • Redes sociales (como Facebook) porque obligaría a mis amigos a apuntarse a la misma red social que yo.
  • Redes de mensajería instantánea privadas (como MSN o Yahoo) porque sólo puedo hablar con usuarios de la misma red.
  • Servicios de videoconferencia privados como Skype, porque sólo puedo llamar a otros usuario de Skype.

Prefiero otras alternativas de comunicación más abiertas y respetuosas con la libertad como:

  • Blogs abiertos (como wordpress.com) donde cualquiera puede enviar comentarios.
  • Foros temáticos, donde te apuntas a un foro si te interesa el tema y te borras cuando ya no te interesa.
  • Listas de distribución de correo, a las que te apuntas o borras como en los foros.
  • El tradicional correo electrónico, que te permite enviar correos a cualquier usuario, independientemente de su proveedor de correo.
  • Los servicios de de audio y vídeo conferencia basados en SIP (como opensips.org) porque te permiten hacer llamadas de audio y vídeo a cualquier usuario independientemente de su proveedor (o incluso aunque no tenga proveedor).

Por esto ruego a los medios de comunicación públicos que se replanteen si realmente quieren poner en manos de empresas externas como Facebook su principal canal de comunicación con los espectadores, y les pido amablemente que publiciten adecuadamente mecanismos de participación alternativos como el tradicional teléfono, correo electrónico o blogs propios.

Manifiesto: En defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

Bye bye Scheduleworld

Scheduleworld is a funambol based SyncML service to synchronize your personal data: calendar, to-do and addressbook. They have started charging for the service a few days ago. It never worked fine for me: some data never synchronized, lots of duplicates, etc. I think the service is not ready for production so I cannot see the point of start charging a fee right now, specially when you announce the change in service conditions with only five days of time.

Also, I think it is wiser to offer a basic free service and chage for the extras, but it is up to the author, of course.

So I deleted my SW account. I’ll try myFunambol again.

Bye bye Scheduleworld.